domingo, 12 de marzo de 2017

LA DEMOCRACIA, CATEGORÍA AXIOLÓGICA DEL MATERIALISMO HISTÓRICO, EJE CENTRAL PARA LA SOLUCIÓN DE LOS PROBLEMAS POLÍTICOS NACIONALES.

LA DEMOCRACIA, CATEGORÍA AXIOLÓGICA DEL MATERIALISMO HISTÓRICO, EJE CENTRAL PARA LA SOLUCIÓN DE LOS PROBLEMAS POLÍTICOS NACIONALES.
Francisco Salvador Pérez y
Giap Salvador Díaz
benitojuarezquetzalcoatl.blogspot.mx
Análisis de algunos aspectos del tema municipal.
Parte Primera
Se advierte de las consideraciones que hace el jurista Alfonso Nava Negrete en los párrafos que aparecen en la parte segunda de este trabajo y de uno de los ejes que son el sustento del contenido de la Constitución Federal, artículo 115, por una parte, que lo que la Constitución Mexicana quiere es que la estructura político administrativa tanto de la Federación como de los Estados y Municipios de la República, ante todo se guíe por los principios de la Democracia que impone la Constitución a la estructura del Estado como una entidad y un concepto integral y unitario; no puede ser de otra manera, puesto que la Constitución que rige a la Nación mexicana y a su Estado en su integridad, se encuentra inspirada fundamentalmente bajo los principios democráticos que la configuran, y que tienen sus raíces en la Historia de México , dentro de la que destacan la etapa anterior a la Colonia, la de la Independencia, la Reforma y la Revolución, así como los principios democráticos que se resumen en la Revolución Francesa de 1789. Bajo estas premisas resulta que para la organización política y administrativa de una Nación como México tienen que ser tomados en cuenta de manera positiva, es decir, en beneficio de sus pueblos, aquellos principios democráticos.
Teóricamente México se encuentra estructurado por los tres niveles de gobierno consabidos, Federación , Estados y Municipios. Así las cosas , estas tres entidades también teóricamente constituyen una unidad bajo la égida de la armonía a la manera de una orquesta sinfónica que persigue la creación de las obras del arte musical. Aquellas entidades politicoadministrativas se encuentran obligadas por mandato de la Nación a actuar siempre con la mira de satisfacer sus necesidades colectivas, de engrandecerla , cuidarla y honrarla.
Pero, tomando en cuenta lo que ocurre en la realidad, conforme a los antecedentes anteriormente expuestos, en México la Federación viola los principios democráticos a que nos referimos, que se pueden resumir con la expresión Estado de Derecho.
En la Federación, con su entidad, el llamado Ejecutivo Federal, se resume la fuente del ejercicio de un poder despótico y absoluto que pesa en toda la estructura , en cada uno de sus niveles, del Estado, y desde luego en la Nación y en los pueblos de México. Teóricamente se dice que el municipio es autónomo, que es libre políticamente e independiente, pero a esta tesitura formal la contradicen abiertamente el sistema impuesto de los llamados partidos políticos. Los partidos políticos en México constituyen una creación de las burocracias establecidas en los altos cargos del Estado a nivel de la Federación, y no como históricamente fueron perfiladas las organizaciones populares, desde luego, por definición, como entidades con sus cimientos precisamente originados y constituidos desde y a partir de la base democrática o pueblo; a ello se debe que en México el sistema de los partidos políticos no es una creación de las bases populares, sino del poder absoluto o poder estatal a su más alto nivel, personificado en el Presidente de la República o Poder Ejecutivo Federal. En México el sistema de partidos políticos no es más que una simulación o democracia aberrante, que desde luego no colma las necesidades y anhelos populares. Esos partidos jurídicamente con ostensible arbitrariedad y violando los principios de la Democracia constituyen dependencias políticas del Ejecutivo Federal, quien ejerce así sus arbitrarias facultades de hecho, puesto que para el caso cuenta con toda la enorme y compleja infraestructura del aparato del Estado deliberadamente diseñada y establecida al efecto. Esta estructura tiene ramificaciones y se encuentra conectada política y burocráticamente con las de todas las entidades u Estados de la Federación y de los municipios, de modo que en el relevo electoral y administrativo de los mandos políticos y administrativos de los Estados y municipios , indefectiblemente se encuentra presente la omnisciente y omnipotente mano del Ejecutivo Federal; así, resulta una quimera la autonomía e independencia políticas tanto de Estados como municipios.
De esta guisa:
CONCLUSIONES:
  1. El Presidente de la República y todo el Poder Ejecutivo Federal a través de los Partidos Políticos determinan sin tapujos la designación de todos los altos mandos de los poderes Federales, de los Estados y Municipios del país, cuando en todo caso si debe existir un sistema de partidos, éste debe de regir primero únicamente a la Federación, pero no a los otros niveles de gobierno, no tiene porqué hacerlo. Por las mismas razones cada entidad federativa, incluida la ahora llamada Ciudad de México y cada uno de los municipios de todo el país deben contar con su propio sistema de partidos electorales, autónomos e independientes de la Federación, sin que por ello pueda caber la intervención o interferencia en ellos, del Poder Ejecutivo Federal a través de las ramificaciones del basto poder con que cuenta. Esto significa que a los gobernadores de los Estados y a las autoridades municipales de los municipio los deberán elegir y designar de manera directa sus respectivos pueblos.

  1. Son estas las causas de que prácticamente los gobiernos de los Estados y municipios no pasan de ser meras dependencias en toda las extensión de las palabras del Ejecutivo Federal, lo cual constituye una monstruosa falta de consideración y respeto de los altos cargos políticos federales del país a los pueblos de los Estados y de los municipios; si la Federación falla en sus políticas de gobierno , lo cual no ocurre excepcionalmente, esas fallas lógicamente se transmiten en el quehacer institucional de los Estados y municipios , lo cual obviamente perjudica la razón de ser de estas últimas entidades .

  1. A cien años del municipio en la Constitución Federal sólo podemos contar con un supuesto federalismo que ahoga de manera brutal el contenido substancial de los derechos constitucionales del individuo y del pueblo tal y las facultades de los Estados y municipios como aparecen delineados en los documentos fundamentales de carácter universal y nacional, contexto este en el que incluso podemos mencionar como relevantes las constituciones de Cádiz de 1812 y la mexicana de 1857.

  1. De lo expuesto en este trabajo se desprende que es urgente eliminar de la estructura jurídica del Estado mexicano el actual sistema de Partidos Políticos para establecer los lineamientos y modos de elección directa y democrática de los representantes populares, dentro de los cuales podemos citar a todos los integrantes titulares y mandos superiores de cada uno de los niveles políticos de que se integra el Estado, debiendo quedar incluidos en este mandamiento todos los cargos cuyas competencias y funciones afecten directamente al pueblo en los citados tres niveles del Estado, como son todos los titulares de los poderes judiciales del país, todos los de la alta burocracia o mandos superiores de todas las ramas y materias que maneja el Estado; inclusive los altos mandos empresariales privados y de las corporaciones de la misma índole se encuentran obligados constitucionalmente a rendir ante la Representación Nacional información integral y completa de la gestión y ejercicio del alto ramo empresarial privado bajo la advertencia de la aplicación de sanciones severas de darse un incumplimiento; es ilógico que sólo los representantes y agentes que ocupan los altos cargos del Estado tengan esa obligación.

  1. Es urgente establecer y aplicar en todo el sistema municipal del país una reestructuración del mismo para ajustarlo a los principios democráticos en este trabajo delineados. Ya no podemos seguir soportando el actual tutelaje del sistema establecido de pulverización o puerilización –de puerilidad– de los municipios, el cual entre otras cosas no es más que el imperante desde el régimen colonial. Estas premisas constituyen condiciones elementales para que México pueda llegar a ser como Nación, un Estado realmente soberano, una potencia fuerte, un país autónomo , independiente, libre y democrático, con capacidad estratégica para poder hacer frente a los lógicos desafíos que contra un país con tales características representan las potencias extranjeras que desarrollan su devenir bajo las consignas de la perversidad execrable, del robo, del despojo y del saqueo; para el caso podemos ejemplificar la triste y precaria situación en que se encuentra México ante los actuales embates de los Estados Unidos con motivo de las políticas genocidas que está aplicando en contra de los pueblos del mundo el individuo que acaba de asumir el cargo de Presidente de ese país . Esta potencia extranjera mantiene en contra de nuestro país una permanente política y situación de acoso y chantaje muy a pesar de que los gobiernos de México a ese respecto se han comportado sumamente dóciles y complacientes, a tal grado que han adoptado líneas de comportamiento totalmente fuera de lo que aconsejan los requerimientos de un pueblo de grandes dimensiones; baste considerar al efecto su enorme extensión territorial de dos millones de kilómetros cuadrados; de 120 millones de habitantes; las enormes riquezas que se encuentran alojadas en ese territorio, incluyendo en este las áreas de su mar territorial y de su mar patrimonial, así como su enorme espacio aéreo, y tantos bienes más aparejados a los ya mencionados, sin contar que el abuso desmedido del poder, a mediados del Siglo XIX dicho país nos privó por la fuerza de más de la mitad de nuestro territorio, del cual ahora de manera alevosa expulsan a los mexicanos y a los latinoamericanos. Todos estos parámetros lógicamente tienen una enorme relación con el ejercicio de sus Derechos Soberanos por parte del pueblo y de la Nación mexicana, puesto que éstos derechos el pueblo de México los ejerce a través de sus tres niveles de gobierno estamental, Federación Estados y Municipios.
Por ser México un país soberano, su conformación estadual conforme a los principios de la democracia tiene que respetar y organizarse mediante premisas en que prive el equilibrio, la armonía, la equidad, etc. con miras a la realización de una nación, un país y un Estado en que sobre todas las cosas impere la Justicia, pero estos valores que son un anhelo del pueblo de México y que con justa razón se encuentran positivados en la Constitución, no han podido encontrar su vigencia material a virtud de que el nivel de gobierno en que consiste la Federación, desde que cobró vigencia la actual Constitución en 1917, los encargados de su aplicación a nivel del Estado –Federación– se han negado a dar cumplido y cabal acatamiento a la Carta Fundamental. Como ha quedado expuesto la Constitución consagra la división del territorio nacional en municipios libres, independientes y autónomos, establece que los pueblos asentados en los municipios ejercerán sus derechos conforme a dichos principios , pero a la vez dicha Carta establece merced a los designios de la Federación una serie de trabas o candados que hacen imposible el ejercicio de los postulados constitucionales, ya que los reduce a meras corporaciones apéndices de la Federación. Es esta última entidad la que a la manera de un pulpo estrangula a sus víctimas los municipios. Estas entidades por el poder de ese pulpo, políticamente están convertidas en entidades inútiles o incapaces para ser autónomas e independientes como quiere la Nación mexicana.

Luis Hernández Navarro en artículo reciente Sociedad civil y partidocracia en la hora mexicana –Twitter: @lhan55 http://www.jornada.unam.mx/2017/02/28/opinion/017a1pol–, expresa:
Se ha vuelto costumbre que, en nombre de la sociedad civil mexicana, individuos prominentes, organizaciones no gubernamentales y asociaciones filantrópicas busquen fijar las políticas públicas o establecer la agenda política nacional. Unos dicen defender la calidad de la educación, otros luchar contra la corrupción gubernamental y algunos más garantizar la seguridad pública.
Lo hacen asumiéndose no como lo que son, individuos y grupos de poder, sino como si fueran representantes de la sociedad. Aunque nadie los ha nombrado mediadores ante el Estado, se presentan como si lo fueran. Para ello echan mano de un truco de prestidigitación: investirse de una supuesta superioridad moral por el simple hecho de no participar en partidos políticos. Muchos de esos autonombrados representantes de la sociedad civil son, sin más, grandes empresarios con derecho de picaporte en las recámaras del poder. Y sus asociaciones, envueltas siempre en las banderas de lo ciudadano y el bien común, no son más que grupos de presión de intereses privados, que atavían su vocación gerencial con el disfraz de un supuesto mandato ciudadano de delegación del poder. Pero, aunque quieran camuflarse de sociedad civil, el verdadero ADN de organismos como Mexicanos Primero o Mexicanos contra Corrupción es, esencialmente, ser instrumentos de la patronal.
En efecto, tiene toda la razón el ilustre Maestro José Luis Hernández Navarro, ya que los grupos oligárquicos usurpando la representatividad y los derechos constitucionales que atañen a las grandes mayorías, careciendo en absoluto de legitimidad, se asumen y así actúan ante la falta de consistencia del gobierno Federal, como actores o protagonistas en la decisión de las grandes cuestiones nacionales. Contando desde luego con la complacencia y activa intervención de la alta burocracia del país, empezando por el Presidente de la República, son pingües las tremendas e inmerecidas ganancias que han conseguido al socaire asimismo del vendaval que levantan en el extranjero sus homólogos asentados en los centros de poder político y económico del imperialismo norteamericano. Es así como han conseguido saquear las ingentes riquezas de México vía sus rateriles reformas estructurales, con las que México ha resultado saqueado, ultrajado y humillado.

La terrible pobreza e ingentes carencias y miseria que con motivo de la traición al país perpetraron los gobiernos que controlan la Federación, obedecen fundamentalmente al menosprecio que ha hecho ese nivel de gobierno a la dignidad de los miles de municipios que pueblan el país y de las entidades federativas; esa PULVERIZACIÓN , empequeñecimiento o micronización del MUNICIPIO obviamente ha tenido por objeto hacer de los municipios del país entidades extremadamente vulnerables , precarias en todos sentidos, débiles e incapaces de realizarse como entidades autónomas, libres e independientes, plenamente activas y vigentes para ejercitar la Soberanía Popular que les corresponde; así tenemos un Estado de Oaxaca en que la Federación tiene convertidas a las autoridades del propio Estado y de los municipios en PARIAS O MENDIGOS DE LA POLÍTICA ante aquella entidad todopoderosa, déspota y absoluta. Así las cosas resulta claro el porqué del gran disfrute y banquete que se dan las organizaciones oligárquicas a que se refiere el Maestro José Luis Hernández Navarro.

De lo expuesto fácilmente se deduce que los graves problemas de Zimatlán derivan del desastroso sistema de organización municipal que el llamado gobierno Federal ha impuesto a todos los Estados del país y desde luego a Oaxaca. Dentro de esos graves problemas cabe citar el del abastecimiento del agua tanto para las zonas urbanas, como para las zonas propias de la actividad agropecuaria; el campo en todo el país se encuentra abandonado y destruido como consecuencia de las criminales políticas que aplica ese Imperialismo de huaraches −Federación− que aplica la Federación en beneficio sobre todo de los empresarios e industriales agropecuarios de los Estados Unidos ante la actitud pasiva, inepta, cobarde e indolente de los operadores –Presidente Municipales− de los municipios del país, y el municipio de Zimatlán de Álvarez no es la excepción ante ese deprimente estado de cosas. Los problemas de la fluidez en la vialidad ante la falta de comunicaciones terrestres accesibles y prácticas que requieren una conexión adecuada y eficaz con la red general de caminos del país; el problema de la carencia de transportes respecto de lo cual existen vastas áreas en que ese transporte simplemente no existe; el deficientísimo servicio, si es que no inexistente, de transporte público de pasajeros. Simplemente no existen brechas, veredas o calles adecuadas para desahogar el tránsito de la zona urbana, en todo lo cual el pueblo tiene que tener una intervención directa tal cual lo exige la Democracia; de ahí que lo que urge por así requerirlo Zimatlán es atacar inmediatamente esos aspectos deprimentes y no como ya lo están haciendo los operadores del sistema de los partidos políticos del país y los intereses caciquiles pueblerinos, hacer obras de pacotilla, obritas cosméticas de engaña a tontos de “remodelación” del parque principal que para nada van a solucionar los graves problemas mencionados ¡Alto a la corrupción, arbitrariedad, cobardía y mentiras de los operadores de quienes tienen a México postrado en una silla de ruedas! ¡No a la operatividad de la ignorancia y la mediocridad!
Parte Segunda.
IDEAS DE LOS AUTORES DE ESTE TRABAJO.
  • Para abordar el tema del Municipio en México es pertinente valernos de una metodología realista; el municipio forma parte de la cuestión de la aplicación del principio de la Democracia para la solución de los problemas del Estado. Dijo Vladimir Ilich Lenin: “en el concepto Estado es donde más confusión han sembrado los eruditos, escritores y filósofos burgueses1"… y precisamente por ello, los autores marxistas aconsejan leer y releer a esos eruditos burgueses para entenderlos y detectar sus mentiras. La mayoría de los filósofos al servicio del capitalismo justificaran el actuar represivo y antipopular del Estado, ocultan la irreconciliable guerra entre ricos y pobres; la metodología marxista tiene por finalidad desenmascarar la hipocresía y la falsedad de las plumas al servicio de la Plutocracia, que utilizan palabras melosas como democracia, libertad, justicia; el materialismo histórico ponen el dedo en la llaga, denuncia a los factores de poder que integran y manejan el Estado y lo utilizan para aplastar al pueblo; el marxismo es una teoría y programa del movimiento obrero y del pueblo en general para la obtención del poder; el marxismo es para que el pueblo aprenda y piense por sí mismo y se libere de sus verdugos y eso es lo que no le perdonan a Carlos Marx y a Federico Engels, quienes construyeron en circunstancias muy difíciles y adversas su sistema de pensamiento, observando y describiendo el comportamiento de todos los actores políticos. Para las conclusiones obtenidas estos pensadores se valieron de otras áreas del conocimiento como la Historia, la Sociología, la Economía. Aplicando su pensamiento mostraron su solidaridad con las causas populares de todo el mundo incluyendo México en la época en que Benito Juárez ejercía el poder, denunciando los pensadores marxistas las peligrosas intenciones de la plutocracia europea. Carlos Marx: “La Intervención en México2: una de las monstruosas empresas jamás registradas en la Historia Internacional”

  • El Municipio en los 100 años de la Constitución...no es libre ni autónomo, sólo hay algunos pocos municipios ricos que cuentan con el respaldo de la Federación, centralizadora y suprema depositaria del poder de los mexicanos.
  • El tema del municipio mexicano, es fundamentalmente un problema indígena; es el problema de los últimos 500 años de la historia de México y de Latinoamérica... la lucha por un municipio libre es una lucha contra el imperialismo y el colonialismo, es la lucha de clases desigual, de grupos, de sectores, de razas.

  • Los tres niveles de gobierno integrados por sectores que se mueven en contra de los intereses de la población mexicana
  • El municipio es la forma de gobierno más directamente conectada con la población y por tanto es ésta la que tiene que tomar las decisiones fundamentales tanto para los mismos Municipios, como para los Estados y la Federación porque se trata del pueblo, esencia del Estado en las tres dimensiones estatales que contempla la Constitución. Se trata de una categoría democrática por razones históricas justa, igualitaria, regida por el equilibrio político en todos sus sentidos, caracterizada por el ambiente de libertad bajo el cual se encuentra establecida siempre, sin que ninguno de los niveles de gobierno pueda prevalecer sobre los otros.
  • El ingerencismo de la Federación en los asuntos del municipio ha originado en México los gravísimos problemas que padecemos, de carencias ancestrales, de las situaciones de asimetría en materias de democracia, de política, de libertades individuales y sociales, del aniquilamiento de la capacidad de iniciativa e impulso propio de las grandes masas que pueblan México.
  • El mando único de todas las policías -la Seguridad Pública- del país bajo el mando supremo y único de la Federación a través del Poder Ejecutivo Federal; y militarización vía entrega absoluta de todas las potestades del servicio público civil correspondientes a las policías Federales, de cada una (o) de la (o)s Entidades o Estados y Municipios del país.

  • Ley del garrote y del embudo con tal de que los grupos delincuenciales que controlan el Edo en la federación, estados y municipios, hagan cumplir, las reformas estructurales que no son sino el saqueo , el exterminio de vastos estamentos poblacionales hasta consolidar una situación de esclavitud de hecho.
  • El sistema electoral en los municipios es una farsa; ese algoritmo de control gubernamental ha prostituido los sistema de gobierno de México, es decir, de la Federación, de los Estados y de los municipios. La finalidad, consiste en que los altos burócratas contribuyan a los planes anexionistas a los Estados Unidos de México. (Hasta aquí la exposición de ideas del autor de este trabajo)

Resulta pertinente exponer en seguida un aspecto del pensamiento del historiador mexicano José Mancisidor3.
Con la derrota de los conservadores mexicanos en Querétaro y el fusilamiento de Maximiliano la política mexicana adquirió nuevas modalidades, las luchas se dieron al interior del Partido Liberal Mexicano… se incubó una poderosa corriente política militarista dispuesta a arrebatarle el poder a B. Juárez ; durante la rebelión (sic) militarista encabezada por Porfirio Díaz con el Plan de la Noria, B. Juárez puso a contribución una vez más sus indomables energías, peripecias de guerra que hacían mantener indecisa la victoria reciente de la República, aunado a la escasés del tesoro público, y más todavía con una formidable oposición que se había organizado en el Congreso, que se negó a darle más facultades para poner en marcha el programa revolucionario, -luego- la Muerte repentina de Benito Juárez, una tensa calma; el partido militar continuó trabajando en las sombras, por las circunstancias depuso momentáneamente su actitud rebelde, pero jamás abandono sus propósitos de adueñarse del poder.
El citado historiador habla del entreguismo de Porfirio Díaz y la prostitución por él impulsada de las Leyes de Reforma; en resumen, su deslealtad a la República impulsada por los hombres de la Reforma.

Lo que al efecto dice la Constitución.
Art. 115 En la Constitución de 1917.

Los Estados (de la Federación) adoptarán, para su régimen interior, la forma de gobierno republicano, representativo, popular, teniendo como base de su división territorial, y de su organización política y administrativa, el Municipio Libre, conforme a las bases siguientes:

I.- Cada Municipio será administrado por un Ayuntamiento de elección popular directa, y no habrá ninguna autoridad intermedia entre éste y el Gobierno del Estado.

II.- Los Municipios administrarán libremente su hacienda, la cual se formará de las contribuciones que señalen las Legislaturas de los Estados y que, en todo caso, serán las suficientes para atender a sus necesidades.

III.- Los Municipios serán investidos de personalidad jurídica para todos los efectos legales. El Ejecutivo Federal y los Gobernadores de los Estados tendrán el mando de la fuerza pública en los Municipios donde residieren habitual o transitoriamente. Los Gobernadores constitucionales no podrán ser reelectos ni durar en su encargo más de cuatro años. Son aplicables a los Gobernadores, substitutos o interinos, las prohibiciones del artículo 83. El número de representantes en las Legislaturas de los Estados, será proporcional al de habitantes de cada uno, pero, en todo caso, el número de representantes de una Legislatura local no podrá ser menor de quince diputados propietarios. En los Estados, cada distrito electoral nombrará un diputado propietario y un suplente. Sólo podrá ser Gobernador constitucional de un Estado, un ciudadano mexicano por nacimiento y nativo de él o con vecindad no menor de cinco años, inmediatamente anteriores al día de la elección.


Título Quinto
De los Estados de la Federación y de la Ciudad de México
Denominación del Título reformada DOF 25-10-1993, 29-01-2016

Artículo 115. Los estados adoptarán, para su régimen interior, la forma de gobierno republicano, representativo, democrático, laico y popular, teniendo como base de su división territorial y de su organización política y administrativa, el municipio libre, conforme a las bases siguientes:
Párrafo reformado DOF 10-02-2014

I. Cada Municipio será gobernado por un Ayuntamiento de elección popular directa, integrado por un Presidente Municipal y el número de regidores y síndicos que la ley determine. La competencia que esta Constitución otorga al gobierno municipal se ejercerá por el Ayuntamiento de manera exclusiva y no habrá autoridad intermedia alguna entre éste y el gobierno del Estado.
Párrafo reformado DOF 23-12-1999

Las Constituciones de los estados deberán establecer la elección consecutiva para el mismo cargo de presidentes municipales, regidores y síndicos, por un período adicional, siempre y cuando el periodo del mandato de los ayuntamientos no sea superior a tres años. La postulación sólo podrá ser realizada por el mismo partido o por cualquiera de los partidos integrantes de la coalición que lo hubieren postulado, salvo que hayan renunciado o perdido su militancia antes de la mitad de su mandato.
Párrafo reformado DOF 10-02-2014

Las Legislaturas locales, por acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes, podrán suspender ayuntamientos, declarar que éstos han desaparecido y suspender o revocar el mandato a alguno de sus miembros, por alguna de las causas graves que la ley local prevenga, siempre y cuando sus miembros hayan tenido oportunidad suficiente para rendir las pruebas y hacer los (sic DOF 03-02-1983) alegatos que a su juicio convengan.

Si alguno de los miembros dejare de desempeñar su cargo, será sustituido por su suplente, o se procederá según lo disponga la ley.
Párrafo reformado DOF 23-12-1999

En caso de declararse desaparecido un Ayuntamiento o por renuncia o falta absoluta de la mayoría de sus miembros, si conforme a la ley no procede que entren en funciones los suplentes ni que se celebren nuevas elecciones, las legislaturas de los Estados designarán de entre los vecinos a los Concejos Municipales que concluirán los períodos respectivos; estos Concejos estarán integrados por el número de miembros que determine la ley, quienes deberán cumplir los requisitos de elegibilidad establecidos para los regidores;
Párrafo reformado DOF 23-12-1999

II. Los municipios estarán investidos de personalidad jurídica y manejarán su patrimonio conforme a la ley.

Los ayuntamientos tendrán facultades para aprobar, de acuerdo con las leyes en materia municipal que deberán expedir las legislaturas de los Estados, los bandos de policía y gobierno, los reglamentos, circulares y disposiciones administrativas de observancia general dentro de sus respectivas jurisdicciones, que organicen la administración pública municipal, regulen las materias, procedimientos, funciones y servicios públicos de su competencia y aseguren la participación ciudadana y vecinal.
Párrafo reformado DOF 23-12-1999

El objeto de las leyes a que se refiere el párrafo anterior será establecer:

a) Las bases generales de la administración pública municipal y del procedimiento administrativo, incluyendo los medios de impugnación y los órganos para dirimir las controversias entre dicha administración y los particulares, con sujeción a los principios de igualdad, publicidad, audiencia y legalidad;

b) Los casos en que se requiera el acuerdo de las dos terceras partes de los miembros de los ayuntamientos para dictar resoluciones que afecten el patrimonio inmobiliario municipal o para celebrar actos o convenios que comprometan al Municipio por un plazo mayor al periodo del Ayuntamiento;

c) Las normas de aplicación general para celebrar los convenios a que se refieren tanto las fracciones III y IV de este artículo, como el segundo párrafo de la fracción VII del artículo 116 de esta Constitución;

d) El procedimiento y condiciones para que el gobierno estatal asuma una función o servicio municipal cuando, al no existir el convenio correspondiente, la legislatura estatal considere que el municipio de que se trate esté imposibilitado para ejercerlos o prestarlos; en este caso, será necesaria solicitud previa del ayuntamiento respectivo, aprobada por cuando menos las dos terceras partes de sus integrantes; y

e) Las disposiciones aplicables en aquellos municipios que no cuenten con los bandos o reglamentos correspondientes.
Párrafo con incisos adicionado DOF 23-12-1999

Las legislaturas estatales emitirán las normas que establezcan los procedimientos mediante los cuales se resolverán los conflictos que se presenten entre los municipios y el gobierno del estado, o entre aquéllos, con motivo de los actos derivados de los incisos c) y d) anteriores;
Párrafo adicionado DOF 23-12-1999

***** III. Los Municipios tendrán a su cargo las funciones y servicios públicos siguientes:
Párrafo reformado DOF 23-12-1999

a) Agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de sus aguas residuales;
Inciso reformado DOF 23-12-1999

b) Alumbrado público.

c) Limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos;
Inciso reformado DOF 23-12-1999

d) Mercados y centrales de abasto.

e) Panteones.

f) Rastro.

g) Calles, parques y jardines y su equipamiento;
Inciso reformado DOF 23-12-1999

h) Seguridad pública, en los términos del artículo 21 de esta Constitución, policía preventiva municipal y tránsito; e
Inciso reformado DOF 23-12-1999

i) Los demás que las Legislaturas locales determinen según las condiciones territoriales y socio-económicas de los Municipios, así como su capacidad administrativa y financiera.

Sin perjuicio de su competencia constitucional, en el desempeño de las funciones o la prestación de los servicios a su cargo, los municipios observarán lo dispuesto por las leyes federales y estatales.
Párrafo reformado DOF 23-12-1999

Los Municipios, previo acuerdo entre sus ayuntamientos, podrán coordinarse y asociarse para la más eficaz prestación de los servicios públicos o el mejor ejercicio de las funciones que les correspondan. En este caso y tratándose de la asociación de municipios de dos o más Estados, deberán contar con la aprobación de las legislaturas de los Estados respectivas. Así mismo cuando a juicio del ayuntamiento respectivo sea necesario, podrán celebrar convenios con el Estado para que éste, de manera directa o a través del organismo correspondiente, se haga cargo en forma temporal de algunos de ellos, o bien se presten o ejerzan coordinadamente por el Estado y el propio municipio;
Párrafo adicionado DOF 23-12-1999

Las comunidades indígenas, dentro del ámbito municipal, podrán coordinarse y asociarse en los términos y para los efectos que prevenga la ley.
Párrafo adicionado DOF 14-08-2001

IV. Los municipios administrarán libremente su hacienda, la cual se formará de los rendimientos de los bienes que les pertenezcan, así como de las contribuciones y otros ingresos que las legislaturas establezcan a su favor, y en todo caso:

a) Percibirán las contribuciones, incluyendo tasas adicionales, que establezcan los Estados sobre la propiedad inmobiliaria, de su fraccionamiento, división, consolidación, traslación y mejora así como las que tengan por base el cambio de valor de los inmuebles.

Los municipios podrán celebrar convenios con el Estado para que éste se haga cargo de algunas de las funciones relacionadas con la administración de esas contribuciones.

b) Las participaciones federales, que serán cubiertas por la Federación a los Municipios con arreglo a las bases, montos y plazos que anualmente se determinen por las Legislaturas de los Estados.

c) Los ingresos derivados de la prestación de servicios públicos a su cargo.

Las leyes federales no limitarán la facultad de los Estados para establecer las contribuciones a que se refieren los incisos a) y c), ni concederán exenciones en relación con las mismas. Las leyes estatales no establecerán exenciones o subsidios en favor de persona o institución alguna respecto de dichas contribuciones. Sólo estarán exentos los bienes de dominio público de la Federación, de las entidades federativas o los Municipios, salvo que tales bienes sean utilizados por entidades paraestatales o por particulares, bajo cualquier título, para fines administrativos o propósitos distintos a los de su objeto público.
Párrafo reformado DOF 23-12-1999, 29-01-2016

Los ayuntamientos, en el ámbito de su competencia, propondrán a las legislaturas estatales las cuotas y tarifas aplicables a impuestos, derechos, contribuciones de mejoras y las tablas de valores unitarios de suelo y construcciones que sirvan de base para el cobro de las contribuciones sobre la propiedad inmobiliaria.
Párrafo reformado DOF 23-12-1999

Las legislaturas de los Estados aprobarán las leyes de ingresos de los municipios, revisarán y fiscalizarán sus cuentas públicas. Los presupuestos de egresos serán aprobados por los ayuntamientos con base en sus ingresos disponibles, y deberán incluir en los mismos, los tabuladores desglosados de las remuneraciones que perciban los servidores públicos municipales, sujetándose a lo dispuesto en el artículo 127 de esta Constitución.
Párrafo adicionado DOF 23-12-1999. Reformado DOF 24-08-2009

Los recursos que integran la hacienda municipal serán ejercidos en forma directa por los ayuntamientos, o bien, por quien ellos autoricen, conforme a la ley;
Párrafo adicionado DOF 23-12-1999

V. Los Municipios, en los términos de las leyes federales y Estatales relativas, estarán facultados para:

a) Formular, aprobar y administrar la zonificación y planes de desarrollo urbano municipal;

b) Participar en la creación y administración de sus reservas territoriales;

c) Participar en la formulación de planes de desarrollo regional, los cuales deberán estar en concordancia con los planes generales de la materia. Cuando la Federación o los Estados elaboren proyectos de desarrollo regional deberán asegurar la participación de los municipios;

d) Autorizar, controlar y vigilar la utilización del suelo, en el ámbito de su competencia, en sus jurisdicciones territoriales;

e) Intervenir en la regularización de la tenencia de la tierra urbana;

f) Otorgar licencias y permisos para construcciones;

g) Participar en la creación y administración de zonas de reservas ecológicas y en la elaboración y aplicación de programas de ordenamiento en esta materia;

h) Intervenir en la formulación y aplicación de programas de transporte público de pasajeros cuando aquellos afecten su ámbito territorial; e

i) Celebrar convenios para la administración y custodia de las zonas federales.

En lo conducente y de conformidad a los fines señalados en el párrafo tercero del artículo 27 de esta Constitución, expedirán los reglamentos y disposiciones administrativas que fueren necesarios. Los bienes inmuebles de la Federación ubicados en los Municipios estarán exclusivamente bajo la jurisdicción de los poderes federales, sin perjuicio de los convenios que puedan celebrar en términos del inciso i) de esta fracción;
Párrafo reformado DOF 29-01-2016
Fracción reformada DOF 23-12-1999

VI. Cuando dos o más centros urbanos situados en territorios municipales de dos o más entidades federativas formen o tiendan a formar una continuidad demográfica, la Federación, las entidades federativas y los Municipios respectivos, en el ámbito de sus competencias, planearán y regularán de manera conjunta y coordinada el desarrollo de dichos centros con apego a la ley federal de la materia.

VII. La policía preventiva estará al mando del presidente municipal en los términos de la Ley de Seguridad Pública del Estado. Aquélla acatará las órdenes que el Gobernador del Estado le transmita en aquellos casos que éste juzgue como de fuerza mayor o alteración grave del orden público.
Párrafo reformado DOF 18-06-2008

El Ejecutivo Federal tendrá el mando de la fuerza pública en los lugares donde resida habitual o transitoriamente;
Fracción reformada DOF 23-12-1999

VIII. Las leyes de los estados introducirán el principio de la representación proporcional en la elección de los ayuntamientos de todos los municipios.

Las relaciones de trabajo entre los municipios y sus trabajadores, se regirán por las leyes que expidan las legislaturas de los estados con base en lo dispuesto en el Artículo 123 de esta Constitución, y sus disposiciones reglamentarias.
Fracción reformada DOF 17-03-1987

IX. Derogada.
Fracción derogada DOF 17-03-1987

X. Derogada.
Fracción derogada DOF 17-03-1987
Artículo reformado DOF 20-08-1928, 29-04-1933, 08-01-1943, 12-02-1947, 17-10-1953, 06-02-1976, 06-12-1977, 03-02-1983

Manifiesta en relación con el tema Friedrich Engels: Para tener a raya a los ciudadanos, se hizo necesaria una policía, como hemos dicho anteriormente. Esta fuerza pública existe en todo Estado; y no está formada sólo por hombres armados, sino también por aditamentos materiales, las cárceles y las instituciones coercitivas de todo género…ver El Origen de la Familia, la Propiedad Privada y el Estado 1884. Editorial Progreso Moscú 1970; p. 171.

Diccionario de Investigaciones –tomo con las letras de las voces I a O– Jurídicas de la UNAM; México 1994; pp. 2166-2168 MUNICIPIO (Del Latín municipium), organización político administrativa que sirve de base a la división territorial y organización política de los Estados miembros de la Federación. Integran la organización política tripartita del Estado mexicano, municipios, Estados y Federación. Es la idea de una organización comunitaria con gobierno autónomo que nace por mandato de la Constitución expresado en el artículo 115, es decir, las legislaturas de los Estados crean el sistema jurídico municipal, los municipio no pueden dictar sus propias leyes; las leyes orgánicas municipales regulan las facultades de las autoridades municipales. Alfonso Nava Negrete, autor encargado de esta voz, comenta : debido a que el municipio tiene suprimida la potestad legislativa , o disminuida , o subordinada la judicial , y se presenta a los ojos de la comunidad con su potestad administrativa responsable sólo de los servicios públicos, se le ve al municipio como una organización administrativa descentralizada por región o territorio.
Al contrario Moisés Ochoa Campos dice: es la forma natural y política a la vez de la organización de la vida colectiva, capaz de asegurar mediante una forma democrática, el ejercicio total de la soberanía popular; esta última postura la sostiene también en su Derecho Municipal Alemán, Otto Gonnenwein.

Jaime Cárdenas y Mauricio Fara Guebara sobre el artículo 115 de la Constitución en sus comentarios al efecto de la Constitución, del Instituto de investigaciones Jurídicas de la UNAM, tomo II, pp 1154 a 1167, México 1997, dicen:
Aspectos históricos. En la Época Colonial las tendencias aristocratizantes de los cabildos –municipales– fueron manifiestas; los cargos edílicios recayeron en unas cuantas familias nobles, de comerciantes y mineros, a través de su adquisición en propiedad o arrendamiento; las regidurías fueron también hereditarias; la Corona resolvió confiar algunos ayuntamientos a algunos caciques indígenas, pero con el tiempo sufrieron el asedio de las encomiendas y minimización de su existencia por las autoridades coloniales superiores.

En el Porfiriato el tratamiento al Municipio, fue todavía más aberrante –convirtiendo a dicha institución en un instrumento oprobioso para los fines de esa tiranía, México Bárbaro, John Kenneth Turner–: se establecieron en dicho periodo DIVISIONES ADMINISTRATIVAS SUPERIORES de los ayuntamientos, que recibieron el nombre de partidos, distritos , prefecturas o cantones, lo que vino a restringir la libertad municipal, esta situación fue precisamente el detonante de la Revolución Mexicana

Los movimientos precursores de la Revolución mexicana propugnaron la democratización del país y con ello del municipio; una de las banderas más importantes de los revolucionarios mexicanos fue la del Municipio Libre, así como abolir las jefaturas y prefecturas del Porfiriato que tanto daño hicieron al país. El Plan de San Luis contempló la reorganización del Poder municipal, pero se impuso la bota militar impulsada por Venustiano Carranza, considerando al municipio como un territorio al cual administrar desde el centro, es decir, la Federación, esta última categoría de gobierno, sólo de nombre adopta el nombre propio de una república, en la que el ejecutivo Federal se reservaba el mando de la fuerza pública.

El Maestro Ignacio Burgoa, Derecho Constitucional Mexicano, editorial Porrúa, decimosexta edición, México 2003, pp. 931 – 933, expresa: El Municipio es la célula primaria Básica del sistema democrático, sin el cual no funciona la democracia, existen vicios de origen si el municipio no funciona adecuadamente conforme al principio de soberanía popular. La concepción democrática del municipio exige que TODO el elemento HUMANO que lo componga elija de manera directa a quienes integren el ayuntamiento o cabildo. La libertad del municipio se traduce en la potestad que tiene el municipio para poder administrar sus propios asuntos sin la intromisión de autoridades ajenas al municipio; la libertad municipal implica que sus órganos conozcan las necesidades y problemas económicos junto con la comunidad y formulen los planes para adoptar las medidas pertinentes . Los ideales de un municipio verdaderamente independiente y democrático no operan en la realidad, no existen condiciones fácticas para su operatividad. Ojalá algún día podamos afirmar que para todos los municipios mexicanos se refleje en su vida económica y funcionamiento político el estricto cumplimiento a los principios democráticos que solo puede alcanzarse mediante una perseverante evolución, de superación del elemento humano que personifique a los órganos de gobierno municipales
Oaxaca de Juárez, Oaxaca, once de marzo de 2017.
1 https://www.marxists.org/espanol/lenin/obras/1910s/11071919.htm V. I. Lenin, SOBRE EL ESTADO. Conferencia pronunciada en la Universidad Sverdlov* el 11 de julio de 1919///Primera publicación: El 18 de enero de 1929, en Pravda, núm 15. Fuente: Biblioteca de Textos Marxistas. Esta edición: Marxists Internet Archive, 1 enero 2001.
2 Tamayo, Jorge. L ; Benito Juárez, Documentos Discursos y Correspondencia; Editorial Libros de México; México 1973; Tomo V, p. 175, 202 a 212.

3 José Mancisidor: Historia de la Revolución Mexicana; primera reimpresión en editorial Proculmex, México 1992, 44ª reimpresión; El Porfiriato, parte I, p. 9 a 17

viernes, 10 de febrero de 2017

ENRIQUE PEÑA NIETO Y LA BASTARDIZACIÓN DE LAS FUERZAS ARMADAS DE MÉXICO. YA NO TENEMOS EJÉRCITO.


ENRIQUE PEÑA NIETO Y LA BASTARDIZACIÓN DE LAS FUERZAS ARMADAS DE MÉXICO. YA NO TENEMOS EJÉRCITO. 
Giap Salvador Díaz.
Nacionalismo, Ultranacionalismo, Nacionalsocialismo, el término derivado de éste -Nazismo- son términos prostituidos por la plutocracias, detentadoras en sus momentos de los poderes fácticos; la finalidad ha sido confundir a sus enemigos de siempre, los desamparados económicamente, que por desgracia lo son también intelectualmente; han abusado de la nobleza e ignorancia de los pueblos para manipularlos a su antojo. Esto es lo que hizo el nazismo o Nacionalsocialismo el imperialismo britániconorteamericano con los nobles pueblos que fueron sojuzgados por las burocracias imperiales germanas; el instrumento de esas castas imperiales fue Adolfo Hitler, genuino hijo predilecto del imperialismo anglosajón. Este es el modelo que en los días que corren está aplicando el nuevo Führer, Donal Trump.
Noticias, versiones falsas son repetidas millones de veces hasta la náusea a la gente pobre; y ésta, como no ha tenido tiempo, no ha tenido tiempo para analizar, jamás cuestionará ni investigará, aun tratándose de asuntos que directamente la afecte. Dentro de este sistema llamado eufemísticamente capitalismo, a las masas sólo las programan para trabajar, consumir, comer y entretenerse; aunque esas necesidades tengan que ver con el problema fundamental del concepto de Nación y nacionalismo. A los pueblos les es anulada su capacidad defensiva de hacer análisis acerca del medio que le rodea. De éstas masas lúmpenes son reclutados los individuos para cometer atrocidades, actos de terrorismo, son reclutados por grupos delincuenciales como ISIS, cárteles del narco, reclutados por los mismos ejércitos del tipo del mexicano (dóciles a los dictados de EEUU), guarimberos de Venezuela o paramilitares en Colombia, todos al servicio del Imperialismo asentado en EEUU.
Las palabras tienen una connotación dependiendo de quién las pronuncie y en qué contexto son pronunciadas; no es lo mismo el término Nación por voz del “Perro Rabioso” –Srio. de Guerra de EEUU, James Mattis–, que el mismo término en el discurso analítico del sociólogo de la Universidad de NY Binghamton, James Petras.
En las últimas horas y días hay mucha información en las redes y en los medios en donde se menciona la palabra Nación. Los militares se hacen las víctimas y abogan en el Congreso de la Unión de México por una ley de supuestas Seguridad Interior, una ley de Seguridad Nacional. Abiertamente detrás de semejante aberración puede advertirse que se encuentra la monstruosa mano del Imperialismo Norteamericano a través de individuos siniestros, traidores y encumbrados del gobierno de México ¡Vaya esquizofrenia! ¡Vaya cobardía!
Con motivo de la creación de un muro en la frontera México- EEUU por criminal y arbitraria orden y capricho del ocupante principal de la Casa Blanca, en Washington, los políticos, y sus aliados, los plutócratas de México apelan al nacionalismo y a la unidad de los mexicanos ante los propósitos de D. Trump. ¿De cuándo acá estos grupos son nacionalista? Si la oligarquía "mexicana” se ha caracterizado por ser precisamente antinacionalista. La plutocracia de México desde hace mucho se ha caracterizado por ser precisamente el enemigo principal del pueblo y nación mexicanos ¿A qué se refieren los altos mandos militares de México cuando emplean el término "Seguridad Nacional, Seguridad Interior”? ¿Realmente utilizarán el término nación en un sentido decente y recto significativo de pueblo de México? ¿Es utilizado el término Nación como sinónimo de pueblo? ¿Acaso la palabra Nación es utilizada en el sentido que lo maneja Emanuel Sieyés en su obra “¿Qué es el Tercer Estado?”? La realidad es muy clara. Dicho término lo manejan como absolutistas al estilo de Luis XIV: El Estado soy yo, excluyendo a los pueblos, peroran “nosotros los plutócratas somos México, somos la Nación”.
El término Nación es manipulado para la planificación de acontecimientos macabros, depravados y sangrientos, como el ocurrido en Odessa el 2 de mayo de 2014, dentro del marco de las revoluciones de colores -golpes de Estado- perpetrado por el imperialismo con cabeza en Washington, EU, contra los pueblos de Ucrania en la guerra que lleva a cabo contra los Estados independiente como es el caso de la Federación Rusa exUnión de Repúblicas Soviéticas Socialistas, patrocinado y financiado por la CIA y la OTAN y ejecutado por grupos lúmpenes que abiertamente alzan la bandera del nazismo; varias decenas (50) de muertos, calcinados vivos dentro de una comandancia de policía, las víctimas personas que se opusieron al golpe de Estado. La propaganda occidental presentó los acontecimientos como acciones de hombres libertarios, revolucionarios y democráticos, ocultando la naturaleza del ensalzamiento de corte nazi de quienes cometieron dicho crimen. Detrás de ello los capitanes del stablishment polítcomilitarindustrial de los Estados Unidos, Barack Obama, Mr. Clinton, y sus operadores.
¿Qué es la nación, quién es la nación en Claudio X González y Lorenzo Servitje?
¿Qué concepto de nación le interesa a Salvador Cienfuegos, Secretario de la “Defensa” de Enrique Peña Nieto, acaso, un concepto de nación que junto al de seguridad piense en proteger a los indios de México, de las perversidades de los imperialismos y sus lacayos en México? ¿Cuida el ejército mexicano al pueblo de México? No, no lo cuida, pero sí se asume como si fuera un ejército del pueblo, como si actuara a nombre del pueblo, a nombre de la Patria; pero lo que hacen en realidad es salir a las calles a atentar contra el pueblo, al que imponen miedo, causan enojo y coraje con su presencia, el pueblo ya conoce al ejército “mexicano”; en general sus cuerpos represivos obviamente no gozan para nada de buena fama, de buena reputación; todos sabemos que se trata de un ejército represor entrenado por EEUU, la OTAN e Israel y que están para cuidar con sus rifles y tanques los intereses de las plutocracias y que la mayoría de la población vive aterrorizada y que además se pudre en la pobreza; esta gran masa de desposeídos (como las llama el Che Guevara) sí son la verdadera nación, aunque no estén conscientes de ello.
En los días que corren, el Gobierno Federal mexicano en lugar de organizar al pueblo de México para la defensa de la Nación, para la defensa de su Soberanía y dignidad ante los embates contra su soberanía, las Fuerzas Armadas de México no se dedican a ese cometido, sino a servir al imperialismo norteamericano y plutocracias criollas, para aterrorizar al pueblo de México, ahora bajo la cobarde pretensión, de querer tener un estatuto absurdo e ilógico para servir de policías, papel que de ninguna manera corresponde a las Fuerzas Armadas. El papel que corresponde a un ejército genuino solamente puede ser aquél que garantice la Soberanía de México frente a los desafíos y asechanzas de las potencias y fuerzas extranjeras, y no reprimir y perseguir a su propio pueblo. Ello significa ser traidores a la Patria Ahora resulta que México, como un país de cuarta categoría, como un Estado fallido, ya no tiene Fuerzas Armadas, puesto que éstas ahora desempeñan el papel de policías. Véase a lo que conduce el capitalismo ramplón y dependiente que padecemos. Todo Estado digno y soberano tiene enemigos poderosos. Lo que acabamos de exponer es lo que significa la política exterior y defensa de Enrique Peña Nieto.
Los movimientos ultranacionalistas no han disminuido, han crecido y son financiados por los gobiernos y oligarquías occidentales; se trata de bandas delincuentes, lúmpenes reclutados y adiestrados por las agencias de inteligencia del imperialismo norteamericano para cometer terrorismo, bastardeando el término Nación…. Corrompiendo los verdaderos sentimientos nacionales que son los de conservar la cultura, la independencia, el desarrollo en términos decentes, en favor de los intereses colectivos antioligárquicios, antiimperialistas, en contra del concepto torcido de nación o de nacionalismo chovinista, que recluta a matones a sueldo, a mercenarios para asesinar a pobladores indefensos, para planificar guerras fratricidas, en donde quien se beneficia son los plutócratas. Los Ayotzinapas, pues.
El gobierno de Trump está compuesto de adoradores de la esvástica nazi, de supremacistas blancos europeos que desde que llegaron a este continente han causado daños irreparables en los territorios de las Naciones indias, de Quetzalcóatl, como los Siux, Apaches, Cheyenes… y se los siguen causando, de igual forma a las naciones indioafrocaribelatinoamericanas, del Río Bravo hasta la Patagonia, estos mismos supremacistas Polkos que en el Siglo XIX arrebataron al pueblo mexicano más de la mitad de su territorio, por supuesto que con la ayuda de las oligarquías parásitas locales de aquel entonces, en esencia igual a la actual –Enrique Peña Nieto– que apelan al nacionalismo de manera hipócrita y vana ¿Qué programas nacionales antiimperialistas –téngase en cuenta en estos aciagos momentos creados contra México por el peligroso, paranoico, egocéntrico y descontextualizado energúmeno supinoignorante y necio en extremo, a quien en mala hora le fueron entregadas las riendas del Imperio–, ha ya preparado el gobierno de Enrique Peña Nieto para enfrentar eficazmente a semejante calamidad? Es necesario tomar el ejemplo de China, la de Mao Tse Tung, y del Irán de los Guardianes de su Revolución para hacer frente a la barbarie, al gorila plutócrata del Norte, archienriquecido y enloquecido con el trabajo de los millones de explotados indocumentados mexicanos y centroamericanos, por él y los de su clanes rateriles, en los Estados Unidos. El Muro o Gran Muralla antimexicana de Donald Trump viola el derecho internacional, viola el derecho de las fronteras nacionales, viola el derecho de México y sus sagrados intereses, viola las fórmulas vigentes en las relaciones de países civilizados del buen trato, de las consideraciones recíprocas y del respeto mutuo; y Enrique Peña Nieto y su Ejército y marinos no hacen absolutamente nada para contrarestar la grave afrenta, para plantear las controversias internacionales que correspondan para impedir la construcción del Muro irreverente y poner un hasta aquí al gorila entronizado en Washington; por ello constitucionalmente EPN no representa ni a México ni a los mexicanos.
El concepto de nacionalismo decente, correcto, es el de los pueblos latinoamericanos, que hacen frente al exterminio de Estados Unidos, y los países imperialistas que alzan la bandera de la globalización, eufemismo para ocultar sus atrocidades. La bandera de Donald Trump de los Estados Unidos Primero, de volver dicho país a ser grande de nuevo y de buscar la grandeza de la Nación norteamericana no es más que una patraña en boca de un demagogo.
El concepto de Nación Bolivariana es contrario al plan genocida de EEUU. Se trata de un concepto de nación vinculado al ideal Bolivariano, al ideal de Simón Bolívar, el de la unidad de las Naciones indiolatinoamericanas originarias, el de la unidad de los pueblos que han sufrido y luchado contra la conquista europea.
Es el concepto de nación que tratan de destruir y prostituir Estados Unidos y sus oligarquías títeres locales bajo diversidad de métodos, en diversidad de trincheras como en las academias o bien en el ámbito jurídico, en donde podemos ver a unos altos mandos del Poder Judicial Federal, ministros de la Suprema Corte podridos en la billetiza mal habida, ladrones a costa de los cargos oficiales que deshonran, con su labor de zapa para la bastardización de la nación mexicana.

No nos queda más que como dijo el Padre de la Patria Don Miguel Hidalgo : seguir en la lucha e “ir a matar más gachupines”, la lucha contra la ignorancia, la pobreza, las injusticias y las miserias del sistema de explotación que nos han impuesto los tiranos .
Oaxaca, México, febrero 2017 // benitojuarezquetzalcoatl.blogspot.mx
¡¡ POR EL BIEN DE LA PATRIA DIFUNDIR ESTE TEXTO!!