jueves, 18 de febrero de 2010

FELIPE CALDERÓN HINOJOSA OFENDE GRAVEMENTE LA PULCRA MEMORIA DEL GENERAL INDEPENDENTISTA Y MÁRTIR, DON VICENTE GUERRERO SALDAÑA.

FELIPE CALDERÓN HINOJOSA OFENDE GRAVEMENTE LA PULCRA MEMORIA DEL GENERAL INDEPENDENTISTA Y MÁRTIR, DON VICENTE GUERRERO SALDAÑA.

Felipe Calderón Hinojosa falsifica los hechos históricos y tuerce el sentido de los mismos a su personal conveniencia política. Hace acrobacias para sostener su antimexicana, mendaz y criminal política que lleva a cabo desde que ocupa y usurpa la silla presidencial de México en contra del Pueblo y de la Nación mexicanos. A tales programas los llama guerra contra el narcotráfico, contra el terrorismo y contra la delincuencia organizada –su guerra no fue declarada por el Congreso de la Unión, como lo exige la Constitución federal–. Esa guerra conforme a la índole arbitraria de las políticas que aplica, no es más que un programa de represión y para atemorizar en contra del pueblo de México, que repudia las atrocidades que en su contra lidera Felipe Calderón Hinojosa. En los días que corren, su guerra ya nos cuesta a los mexicanos más de 17,000 asesinatos de compatriotas, hechos gravísimos y sus motivaciones, que ponen en claro que Felipe Calderón Hinojosa y el grupo de individuos que lo asesoran instigan, patrocinan y los ejecutan, están cometiendo de modo sistemático, todos los días, a partir de que ocupa el cargo de Presidente, delitos gravísimos en contra de México, causa suficiente para que inmediatamente se le separe de la Presidencia y se le someta a encausamiento penal para que se le castigue como corresponda. Se trata de delincuentes muy peligrosos para México. Felipe Calderón Hinojosa, con ese comportamiento ha envilecido las instituciones federales, ya que es patente que es un instrumento de las políticas que el gobierno imperial de los Estados Unidos aplica en contra de los pueblos sometidos a su dominio, y Felipe Calderón Hinojosa desentendiéndose de su cometido que es el de velar y proteger y cuidar los intereses de la Nación Mexicana, hace exactamente lo contrario, pues ha convertido al Estado federal mexicano en un instrumento vil al servicio de potencias extranjeras. Los demonios contra los cuales está librando su guerra, significan un problema que sólo los mexicanos debemos tratar y resolver sin injerencias extranjeras. Lo que oculta con su escandalosa guerra contra el narcotráfico Felipe Calderón Hinojosa son la gran cantidad de jugosos y lucrativos contratos y el sometimiento de nuestra Soberanía nacional en beneficio de las corporaciones extranjeras que con ello nos subyugan a los mexicanos. Este es el quid de la cuestión, pero los mexicanos privados de acciones jurídicas eficaces para ir en contra de esas traidoras actividades por las sórdida facultad de emitir jurisprudencias sucias en contra de la Nación mexicana con que está dotada la suprema Corte de Justicia de la Nación, con ello se cancela la posibilidad de tener un Poder Judicial Federal independiente en México, así tenemos como convidados petrificados costosísimos aparatos públicos, controlados por altos burócratas que solapan al Poder Ejecutivo, son los casos de un Senado inútil; de una Suprema Corte también inútil y arrastrada por los intereses inconfesables del Poder Ejecutivo; un Consejo de la Judicatura Federal, constituido en una sórdida policía política al servicio incondicional del mismo Poder Ejecutivo; en fin, unos cuatro mil altos burócratas federales parásitos, entre éstos los que jinetean la lumpenindustria electoral de los Partidos Políticos Nacionales, agrupaciones todas, que nos roban miles de millones de dólares al año, con los estratosféricos sueldos que devengan, como un insulto a la austeridad de los principios éticos del gran patriota, General Don Vicente Guerrero. Por ello es que aquellas instituciones que devastan a la Nación deben desaparecer de la estructura del Estado.

Para nada bueno le sirve a México esa costosísima y pesada sentina en que consiste esa burocracia parasitaria que nos devora toda la riqueza que creamos los mexicanos. Es una torpeza que puedan seguir arrastrando sus privilegios a nuestra costa individuos sin un ápice de calidad moral como Mariano Azuela Güitrón, Luis María Aguilar Morales, Guillermo Ortiz Mayagoitia, Gustavo Madero Muñoz líder del Senado del PAN, Carlos Navarrete Ruiz , la distinguidísima dirigencia e inteligentzia montada en los partidos políticos nacionales, el flamante magistrado del TRIFE Constancio Carrasco Daza, el mercader Gabino Cué Monteagudo, a quien patrocinan en sus cipayas aventuras electoralmercachifles el mismo coro del marketing electoral federal que regentea Felipe Calderón Hinojosa, etc. Por ello todas las instituciones en que se escuda esa tiranía deben ser demolidas, derruidas, para bien de la patria. La duración en la ocupación de los cargos de Presidente de la República y de gobernadores de todos los Estados del país, incluido el distrito Federal, debe ser de tres años máximo. Todos esos altos funcionarios ya se vienen reeligiendo y enriqueciéndose en la gran cantidad de altos cargos burocráticos que ellos mismos han establecido para su conveniencia. Se la pasan lucrando de un puesto a otro, federales, de los Estados del país y de los municipios, y todavía pretenden perpetuarse en esos privilegios para reelegirse en los altos cargos públicos, según lo anda promoviendo Felipe Calderón Hinojosa, patrocinado en tan demencial propósito por los agente del imperialismo yanqui y los de las Fuerzas Armadas del país con el Secretario de la Defensa, Guillermo Galván Galván a la cabeza, desacatando este altísimo cuatro militar su obligación constitucional de respetar su estatuto castrense no realizando injerencias de los elementos militares en actividades políticas militantes que nos atañen a los civiles únicamente. ¡Ya basta de estar implantando en México el cobarde sistema castrense y paramilitar que Estados Unidos le impuso a Pueblo de Colombia! ¡Ya basta de Chukis maléficos como Álvaro Uribe Vélez traidor a Colombia!

El General Vicente Guerrero fue un patriota de la más alta calidad moral y ética. Hombre férreo en su honestidad y decencia; gran indio con sangre africana en las venas, con la vitalidad cívica de los oprimidos por el régimen caduco que todavía padecemos en estos tiempos aciagos. Jamás permitió la doblez y el exhibir doble cara en su quehacer político. Optó por apartarse de las políticas sucias de los reaccionarios al servicio de los mismos imperialismos muy actuantes en la actualidad. Fue traicionado y asesinado por las fuerzas codiciosas, las mismas que ahora nos sojuzgan, a la cabeza de las cuales estuvo el general realista al servicio del colonialismo español, sanguinario asesino y traidor a México Anastasio Bustamante. La Sentencia LA PATRIA ES PRIMERO, es un principio de ética política de la más pura raigambre popular mexicana; es la esencia de las clases explotadas de la extracción de don Vicente Guerrero, de los mineros de Cananea asesinados por el general tirano Porfirio Díaz hace más cien años; de los actuales mineros de Cananea humillados de manera cobarde y bestial por el aparato público y represivo que maneja Felipe Calderón Hinojosa, de los electricistas a quienes el mismo tirano mediante un decreto infame y vil, les confiscó, les robó y los privó de todos los derechos que conquistaron con su dolor y su sangre con su heroica lucha cristalizada en la Carta Magna de 1917. En fin …

Felipe Calderón Hinojosa no reúne las cualidades para poder invocar la razón DE LA PATRIA ES PRIMERO. Los actuales herederos de los que mediante un golpe de Estado dado en contra de la presidencia de Don Vicente Guerrero pusieron en el Poder de México al general carnicero Anastasio Bustamante, son precisamente los que pusieron en la silla presidencial al señor de la Guerra , sangrienta y gratuita que se nos ha impuesto; este déspota, absolutista, señor de horca y cuchillo, que no respeta a su pueblo, y que es muy complaciente con los grandes potentados ladrones de la riqueza de la Nación y con los poderosos, adolece de la valentía y la decencia del gran guerrero, Don Vicente Guerrero Saldaña. Desde que ocupa la Presidencia este señor absolutista se asume como un vulgar superpolicía que invade las facultades de toda clase de autoridades avocadas a las materias que hace objetos de su guerra. De manera brutal ignora, contradice y viola los principios jurídicos y políticos del Estado de Derecho, que son la esencia del Estado moderno plasmado por el Constituyente de 1917. Sí, veamos enseguida el deliberadamente mendaz lenguaje de Felipe Calderón Hinojosa en la siguiente nota pasquinesca, injuriosa y engañosa, disfrazada de noticia periodística:


La patria es primero, sostiene en gira de trabajo por Puebla

Calderón convoca a ciudadanos a unirse a la lucha contra el narco

Claudia Herrera Beltrán

Enviada

Periódico La Jornada
Miércoles 17 de febrero de 2010, p. 8

Cholula, Pue., 16 de febrero. Un día antes de su segunda visita en un mes a Ciudad Juárez, Chihuahua, el presidente Felipe Calderón demandó la participación ciudadana, porque no basta la acción de la policía y de las fuerzas armadas en la lucha contra la criminalidad.

Se quejó de que al inicio de su gobierno encontró un avance importante de la delincuencia en todo el país, pero aseguró que se le está poniendo freno con toda la energía y con toda la fuerza del Estado.

Junto al priísta Mario Marín –conocido como el góber precioso, por su participación en el caso Lydia Cacho–, Calderón afirmó: la patria es primero y por esa razón debemos defenderla de la amenaza de la inseguridad y la delincuencia.

Después de evocar al héroe independentista Vicente Guerrero, insistió en que, como la patria es primero, todos los actores políticos y sociales están llamados a anteponer el interés superior de la nación al interés particular, por legítimo que sea.

En gira de trabajo en este municipio, donde inauguró una cancha de futbol en la unidad deportiva Quetzalcóatl, el jefe del Ejecutivo federal se refirió al tema de la seguridad y llamó a los habitantes aapropiarse de estos espacios públicos, con el propósito de evitar que sean nidos de delincuentes.

Porque los espacios públicos que no usa la ciudadanía se los expropia la delincuencia. Y los nidos o los lugares donde anida la delincuencia son los espacios abandonados por los ciudadanos, argumentó.

Advirtió que no basta la acción de la policía. Sabemos que no basta la acción de las fuerzas armadas. Necesitamos una sociedad comprometida con la participación y con sus propios espacios.

Desde un templete instalado al lado del campo de beisbol, insistió en que la ciudadanía debe participar en la estrategia contra la delincuencia, porquelos problemas comunes son eso, problemas de todos, y donde no hay participación ciudadana no hay solución de fondo a los problemas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario